¿Cómo actuar ante una hemorragia?

Cuando se empieza a sangrar porque se produce una herida, los mecanismos de coagulación se ponen en marcha rápidamente para intentar reparar el daño. Pero, en ocasiones, esto no es suficiente y la sangre emana sin parar, lo que puede llevar a un estado de shock y tener un desenlace fatal.

Obviamente eso es algo extremo pero, sin llegar a tal punto, ante una hemorragia importante es clave actuar con rapidez y eficacia para que no haya complicaciones.

PILARES BÁSICOS ANTE UNA HEMORRAGIA

Las hemorragias se producen por roturas de los vasos sanguíneos. Lógicamente pueden ser más o menos graves pero, en cualquier caso, hay una serie de medidas que siempre se deben tener presentes:

  • Ante todo, es imprescindible que mantengas la calma, tanto si la hemorragia la sufres tú como si estás ayudando a otra persona.
  • La primera medida que hay que tomar es presionar la zona que está sangrando, para tratar de detener la salida de sangre.
  • En caso que la herida esté localizada en los brazos o en las piernas, lo mejor es tratar de colocar el miembro afectado en una posición elevada.
  • Utiliza una gasa o trapo para presionar y, si se empapa, aplica otro encima y continúa, pero no lo retires porque podría aumentar el sangrado.
  • Cuando la hemorragia no se detiene o es muy abundante debemos llamar inmediatamente al número de emergencias. También debemos comunicarnos si la víctima presenta traumatismos o creemos que pudo golpearse la cabeza, lesionarse el cuello o la columna vertebral. Por último, si no estamos seguros de cómo proceder u observamos signos de shock, es preciso solicitar ayuda profesional.

Deja tu comentario

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH